twitterfacebookgooglexinglinkedin

COMIENZAN LA TRADUCCIÓN DE LA ENCICLOPEDIA CHINA AL IDIOMA TIBETANO

COMIENZAN LA TRADUCCIÓN DE LA ENCICLOPEDIA CHINA AL IDIOMA TIBETANO

La zona del Tíbet es una región soberana que, a pesar de localizarse en el país chino, ha logrado convertirse en la dueña de su propio idioma mayoritario: el tibetano. El idioma tibetano debe valorarse, muy especialmente, por constituir una lengua sino-tibetana que  podría englobar distintas variaciones históricas: por una parte, el tibetano moderno es el lenguaje oficial en el Tíbet y, por otra parte, la función del tibetano clásico es más escasa.

El emperador Songtsen Gampo originó, a lo largo de su regencia entre 629-649, la emisión     de un mandato que acabó desencadenando la invención del alfabeto tibetano: un grupo de expertos viajaron hasta el país indio y, de esta manera, llevaron a cabo el análisis de los alfabetos hindúes. Dicho grupo de investigadores acabó adoptando el abecedario conocido   como “brahmi” y, tras modificar ciertos aspectos del mismo, concibieron la lengua tibetana.

Las palabras tibetanas han estado formadas, desde el momento de su creación, por una sola sílaba: esta característica podría observarse como uno de los pocos rasgos que comparte con   la familia de lenguas chinas. Asimismo, en el Tíbet pueden descubrirse dos ejemplos básicos  de escritura: en primer lugar, la caligrafía u-chen que es empleada en múltiples documentos, periódicos o libros y, utilizada en menor medida, aparecería una escritura denominada u-me.

Varios integrantes del Instituto de Estudios Tibetológicos, que forma parte de la Universidad  del Tíbet, acaban de emprender una significativa tarea idiomática: confeccionar una versión tibetana de la Enciclopedia China. Este reciente proyecto no supondrá la primera traducción,  referida a la Enciclopedia China, que se publique en otros lenguajes minoritarios, ya que a lo largo del año 2011 fue iniciada su traducción a dos idiomas poco conocidos: uygur y kazajo.

El experto encargado de presidir este trabajo, cuyo nombre es Cedain Zhaxi, ha manifestado  su interés por garantizar una duración del proyecto que ronde los cinco años. Muchas de las entradas chinas, que se vinculan a aspectos de la filosofía, de la literatura extranjera y de la geografía mundial, no equivalen a ninguna expresión del idioma tibetano. Posiblemente esta nueva traducción colabore, de alguna manera, con el enriquecimiento del glosario tibetano.

Written by norak