twitterfacebookgooglexinglinkedin

ALFABETO FONÉTICO INTERNACIONAL: VÁLIDO PARA TODAS LAS LENGUAS

ALFABETO FONÉTICO INTERNACIONAL: VÁLIDO PARA TODAS LAS LENGUAS

 

La presencia de diferencias fonéticas entre todos los idiomas que existen suele considerarse totalmente reconocible, y  la ortografía de la mayoría de los lenguajes, de igual manera, no se corresponde enteramente con sus pronunciaciones fonéticas. Las razones que desatan ambas realidades podrían ser dos: que la escritura no reúna las diferencias fonéticas que sí posee el idioma oral o, por otra parte, que existan convenciones ortográficas no presentes en el habla.

La “notación fonética” ha llegado a convertirse, con el transcurso del tiempo, en un fructífero recurso con el que otorgar una solución a estas desigualdades de los idiomas: su función está dedicada a la aportación de todas las equivalencias fonéticas entre grafías y sonidos. La técnica de notación sonora acabó desembocando, a su vez, en la creación e introducción de un sistema alfabético que fue bautizado con el nombre de “Alfabeto Fonético Internacional” (AFI).

El nacimiento de este alfabeto tuvo lugar tras la creación por un grupo de maestros franceses     y británicos de la que sería conocida como la Asociación Fonética Internacional. Así este mismo grupo de profesores, capitaneados por el lingüista Paul Passy, llevaron a cabo la invención del AFI durante el año 1878. La finalidad que promovió esta creación, en un primer momento, fue la de establecer un conjunto de símbolos que manejaran valores distintos para cada lenguaje.

El Alfabeto Fonético Internacional ha constituido, sin embargo, un procedimiento único para la representación de los sonidos que forman parte de cada lengua hablada. Dicho alfabeto de los sonidos ha estado conformado, desde el pasado año 2005, por una suma de componentes que rondaría las 107 letras básicas y los 55 modificadores: las letras representan las consonantes y vocales, 31 diacríticos delimitan los sonidos y 19 suprasegmentales indican tonos, acentos, etc.

Este conjunto de símbolos se encuentra integrado, en su mayor parte, por grafías que poseen raíces latinas o griegas: no obstante, en referencia a un menor grado, podrían tener relación con determinadas variaciones en las letras de dichos idiomas. La utilización de esta estructura alfabética única podría extenderse, en la actualidad, a múltiples ocupaciones relacionadas con las letras: lingüistas, logopedas, maestros, lexicógrafos y, de alguna manera, traductores.

 

 

Written by norak