twitterfacebookgooglexinglinkedin

¿POR QUÉ RAZÓN LOS TECLADOS NO SE ORGANIZAN ALFABÉTICAMENTE?

¿POR QUÉ RAZÓN LOS TECLADOS NO SE ORGANIZAN ALFABÉTICAMENTE?

Las máquinas de escribir constituyen un dispositivo mecánico que, a lo largo de los siglos XIX y XX, llegó a obtener una elevada popularidad entre el sector de los escritores profesionales. Este famoso sistema de redacción ha sido sucedido, con la llegada del siglo XXI, por la aparición de las nuevas tecnologías y la proliferación de las computadoras actuales. Ahora bien, ¿qué explicación hay para que sus teclados no estén organizados en orden alfabético?

La primera máquina de escribir que fue concebida, concretamente a finales del siglo XIX, poseía un teclado estructurado en función de la disposición de las letras en el abecedario.   Esta máquina de escribir constaba de un funcionamiento muy sencillo: un conjunto de  “palancas” metálicas, en las que se grababan las diferentes letras, eran las encargadas de imprimir las hojas. De esta manera, cada tecla del aparato correspondía a una “palanca”.

Esta ordenación alfabética ocasionaba, sin embargo, un gran inconveniente: las letras más usadas permanecían juntas y este hecho causaba que, por otro lado, las “palancas” chocaran entre ellas generando trabas al escribir rápido. A través de una reveladora investigación pudo saberse, posteriormente, qué letras eran las más habituales: D, H, T, N, S y R. Así empezaron a idearse distintos teclados que resolvieran el problema: hasta que se impuso el actual Qwerty.

Este modelo de teclado fue diseñado y patentado, a lo largo del año 1868, por un inventor de origen estadounidense: Christopher Sholes. La creación del Qwerty fue acomodada para el uso de la lengua inglesa y, por otra parte, su denominación proviene de las primeras seis letras que aparecen en la fila superior del teclado. El diseño de esta fila encerraría un dato muy curioso: fue preparada para poder escribir la palabra typewriter (“máquina de escribir”) rápidamente.

No obstante, ¿podría existir alguna razón por la que, tras la aparición y el desarrollo de los ordenadores, siguió estando vigente esta disposición en los teclados? La respuesta a esta cuestión resulta clara y concreta: porque las personas que manejaban estos aparatos de redacción, en definitiva, terminaron acostumbrándose a esta colocación en los teclados.

Dos investigadores de la Universidad de Kyoto, cuyos nombres son Koichi Yasuoka y Motoro Yasuoka, han llevado a cabo un estudio para definir el origen de este teclado. Según los resultados de esta investigación, que fueron revelados en el año 2011, su imposición estuvo asociada a los profesionales que transcribían telegramas a través del código morse. Estos radiotelegrafistas encontraron la distribución alfabética demasiado lenta y, por este motivo, procedieron a sugerir cambios en los teclados con la esperanza de hacerlos más eficientes. Lo que parece obvio es que, sea cual sea su origen, tras este orden hay una explicación razonable.

 

 

 

 

Written by norak