twitterfacebookgooglexinglinkedin

UN MILLÓN DE PÁGINAS CON HISTORIA AL ALCANCE DEL MUNDO

UN MILLÓN DE PÁGINAS CON HISTORIA AL ALCANCE DEL MUNDO

La consulta de manuscritos antiguos va a dejar de considerarse, por primera y definitiva ocasión, como un deseo irrealizable para aquellas personas interesadas en este tema.          Sólo un determinado grupo de investigadores podía acceder, hasta este momento, a los célebres documentos concebidos por autores griegos como Homero, Sófocles o Platón: este tipo de obras han sido conservadas, durante muchos años, como valiosos tesoros antiguos.

La Biblioteca Vaticana y la Bodleian Library han emprendido un proyecto, durante el año 2012, que digitalizará un millón y medio de páginas referentes a un sinfín de documentos históricos. Así se trata de un procedimiento que no finalizará hasta el año 2016, ya que los manuscritos originales requerirán una minuciosidad extrema a la hora de llevar a cabo sus tratamientos. Esta iniciativa cultural girará en torno a dos pautas fundamentales: accesibilidad y seguridad.

Los expertos y el público tendrán acceso, conforme avance el proyecto, a una infinidad de documentos que ahora son inaccesibles desde cualquier parte del mundo. Todos los manuscritos ofrecidos estarán a salvo, por otra parte, de los posibles daños que pudieran  sufrir sus páginas desgastadas por el paso de los siglos. Los fondos del Vaticano ocuparán, concretamente, dos tercios de la colección y el resto serán aportados por la biblioteca inglesa.

Los ejemplares digitalizados se encontrarán distribuidos en tres categorías diferenciadas: manuscritos incunables donde se reunirán los libros impresos durante el siglo XV, manuscritos griegos y manuscritos hebreos. La biblioteca virtual concederá máxima calidad a cada una de las imágenes que configurarán los documentos: cada imagen incorporará, consecuentemente, una regla virtual que modificará el tamaño de las páginas y facilitará la consulta de las mismas.

La biblioteca de Oxford proporcionará, finalmente, un conjunto de obras históricas que no poseen la misma naturaleza: abundantes textos hebreos sobre medicina, filosofía, astronomía y otras ciencias; una extensa variedad de incunables en lengua inglesa y, por supuesto, una copia de la Biblia de Gutenberg que será incluida en la categoría de “primeras ediciones”.

La Biblioteca del Vaticano añadirá, por su parte, una gran recopilación de manuscritos que pertenecen también a diversas índoles: una considerable cantidad de documentos hebreos que fueron redactados entre los siglos IX y XVI y, por otro lado, un número representativo de ejemplares griegos que podrían ser sometidos a un periodo previo de restauración.

Una parte de los libros han sido digitalizados, durante el pasado día 3 de diciembre, en una página web especializada que está siendo apoyada por la Fundación Polonsky. El principal atractivo que posee la página web, cuyo nombre es Polonsky Foundation Digitization Project, recae en la inserción de un blog con excelentes fotografías sobre los manuscritos. Esta reciente idea constituirá, en definitiva, una oportunidad única para conocer las antiguas joyas literarias.

 

 

 

Written by norak