twitterfacebookgooglexinglinkedin

LENGUAJE KURDO Y ESCRITURA BRAILLE, UNA NUEVA ADAPTACIÓN

LENGUAJE KURDO Y ESCRITURA BRAILLE, UNA NUEVA ADAPTACIÓN

El kurdo es una lengua cuyo uso se ha extendido, fundamentalmente, por los países que conforman la región bautizada como Kurdistán: Irán, Irak, Siria y Turquía. La cantidad de hablantes de este lenguaje, que pertenece a la familia de los indoiranios, ronda los treinta millones de personas en la actualidad. Sin embargo, no en la totalidad de estos países ha     sido aprobada su práctica del mismo modo: el kurdo sólo es idioma oficial en Irak.

Esta última realidad no constituye una traba, sin embargo, a la hora de otorgar al lenguaje kurdo la misma importancia que a las demás lenguas del mundo. Así un profesor de origen iraní, cuyo nombre es Aziz Jane, ha adaptado el lenguaje kurdo al sistema de lectura braille.    El principal propósito de esta adaptación, que fue desarrollada a lo largo de once meses, ha estado fundamentado en traducir una cuantía total de 37 letras y signos del idioma kurdo.

El autor de esta operación había elaborado, durante algún tiempo atrás, un conjunto de trabajos que estarían vinculados también con el alfabeto braille: aplicó este método a un    total de 73 novelas que habían sido escritas en lenguaje persa, inglés y alemán. El abecedario braille ha tomado su nombre, consecuentemente, del apellido de su inventor: Louis Braille.

Este célebre alfabeto constituye, además de una vía de escritura táctil, un sistema de numeración binario que ha antecedido a la inmersión de la informática: la invención del abecedario tuvo lugar a mediados del siglo XIX. Así Louis Braille emprendió su labor mediante      la aplicación, en un primer momento, de un sistema conformado por ocho puntos. Sin embargo, posteriormente, lo simplificó al famoso método compuesto por seis puntos.

Los símbolos que pueden obtenerse, a través de la combinación de puntos, engloban un conjunto de 64 grafías diferentes. La escritura braille sirve, en definitiva, para interpretar múltiples recursos lingüísticos y no lingüísticos: letras, números, música, etc. La adaptación   del idioma kurdo al braille podría constituir, de alguna manera, un gran aporte con respecto   al crecimiento cultural de esta condicionada lengua indoirania.

 

 

Written by norak