twitterfacebookgooglexinglinkedin

Descubren los restos del primer descendiente de un neandertal y un denisovano

Descubren los restos del primer descendiente de un neandertal y un denisovano

Un padre denisovano, una madre neandertal. Esto es lo que ha revelado un equipo de científicos del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva (Alemania) tras haber secuenciado el genoma de un antiguo hominino proveniente de Siberia: el primer humano descendiente directo de dos especies. El hallazgo de los restos tuvo lugar en una cueva de esas remotas montañas siberianas: el hueso apenas cuenta con dos centímetros, pero sus exámenes han revelado que perteneció a una adolescente que vivió hace más de 50.000 años y que su madre era una neandertal y su padre un denisovano, las dos familias de homínidos extintos que ocupaban Eurasia mientras se extendían los hombres modernos.

“Sabíamos por estudios previos que los neandertales y los denisovanos debían haber tenido hijos en alguna ocasión, pero nunca pensé que seríamos tan afortunados de encontrar una descendencia real de los dos grupos”, ha aclarado Viviane Slon, investigadora del MPI-EVA y coautora del estudio que publica la revista Nature. Concretamente, la niña heredó el 38,6% de su ADN y su ADN mitocondrial de un neandertal (la madre), y su padre denisovano contribuyó con el 42,3% del ADN de la niña; así, el resultado de la unión de ambas especies está representado por un diminuto fragmento de hueso.

“El fragmento es parte de un hueso largo, y podemos enjuiciar que este individuo tenía al menos 13 años”, ha explicado Bence Viola de la Universidad de Toronto, coautora de este trabajo. El fragmento de hueso fue hallado, durante el pasado año 2012, en la Cueva de Denisova (Rusia) por arqueólogos rusos: los exámenes del genoma también demostraron que el padre denisovano tenía un antepasado neandertal más antiguo en su árbol genealógico. “Así, desde este genoma único, podemos detectar múltiples instancias de interacciones entre neandertales y denisovanos”, expresa Benjamin Vernot, igualmente coautor de la investigación.

 

Redactora: Esmeralda Collado

Written by vendor