twitterfacebookgooglexinglinkedin

Los cuatro lugares abandonados más curiosos y espectaculares dentro de España

Los cuatro lugares abandonados más curiosos y espectaculares dentro de España

Hoy en día, pueden descubrirse 4 lugares abandonados que son emocionantes por su historia. Desde un barco a una estación de ferrocarril e, inclusive, algunos pueblos enteros:

1. El barco fantasma de Fuerteventura

Era uno de los transatlánticos más lujosos de la United States Lines, bautizado por Eleanor Roosevelt, la primera dama de Estados Unidos en el año 1939. Un temporal brutal azotó el buque, durante el 15 de enero de 1994, frente a la costa canaria. Todavía se conservan restos en la playa de Garcey, en la isla canaria de Fuerteventura.

2. Belchite, un pueblo destrozado por la guerra

Durante agosto de 1937, con plena Guerra Civil española, 5.000 personas tuvieron que trasladarse de sus viviendas. En el año 1964, los últimos vecinos de Belchite abandonaron las ruinas y se marcharon a Belchite Nuevo, justo al lado y un municipio perteneciente a Zaragoza. Desde entonces, ha acabado como escenario de películas y documentales, algunos relacionados con fenómenos paranormales.

3. Sant Romà de Sau, el pueblo sumergido

El pueblo de Sau, localizado en Cataluña, tiene su origen en el año 917. Durante 1962, se construyó un embalse diseñado para que cubriera todo el pueblo. Aunque se encontraba bastante despoblado, aún residían habitantes en algunas masías y una iglesia románica podía verse en pie. Este templo aún permanece vivo y, cuando la altura del agua embalsada es baja, asoma su campanario en el Pantano de Sau. Incluso en etapas de sequía duradera, todo el pueblo queda descubierto y es posible acudir a visitarlo.

4. Una estación fantasma

Esta estación se encuentra situada en Canfranc (Huesca), y por ella pasaban los trenes que viajaban desde España hasta Francia, atravesando los Pirineos. Concretamente, fue estrenada por Alfonso XIII durante el año 1928. Un tren descarriló en 1970, y ocasionó el derrumbe del puente de L’Estanguet, lo que aisló la estación del tránsito internacional.

 

Redactora: Esmeralda Collado

Written by vendor