twitterfacebookgooglexinglinkedin

El misterio de la biblioteca dorada: la biblioteca extraviada de Iván El Terrible

El misterio de la biblioteca dorada: la biblioteca extraviada de Iván El Terrible

¿Existió realmente la Biblioteca Dorada? En realidad, parece verídico que Iván III comenzó a recopilar una interesante colección en el siglo XVI que adquirió su esplendor, al igual que desapareció en los tiempos de Iván IV, también conocido como Iván el Terrible. Así, se dice que contenía rollos clásicos, traducciones medievales e incluso textos chinos de más de mil años de antigüedad: todo este legado, por lo que se conoce, desapareció sin dejar ningún rastro.

Las alusiones a esta gran biblioteca emergen ya en el siglo XVI, a través de diplomáticos y académicos que visitaron la corte de los zares. El mito de la Biblioteca Dorada atrajo a investigadores, académicos y cazatesoros a lo largo de los siglos. Según algunos de ellos, los libros se extraviaron en un incendio en el siglo XVII. No obstante, ¿qué podría haber en esa biblioteca? Como en toda leyenda, los datos parecen agrandarse con el paso de los siglos: de una colección privada y con mucha calidad se pasó a hablar de una dote matrimonial constituida por libros de la Biblioteca de Alejandría. Y para seguir: libros clásicos, originales de valor incalculable cedidos por el Emperador de Bizancio, códices traídos de China…todo eso escondido en una cámara secreta del Kremlin, todavía por ser descubierta.

Se afirma que Pedro el Grande y Napoleón Bonaparte eran conscientes de esta biblioteca y aplicaron gran esfuerzo a localizarla. La leyenda más esotérica relata que Iván el Terrible maldijo la colección, y que cualquiera que se acerque a ella terminará ciego por completo: lo cierto es que nadie ha logrado descubrir la preciada colección que los zares encerraron en lo más recóndito de su residencia.

 Redactora: Esmeralda Collado

Written by editor