twitterfacebookgooglexinglinkedin

El mundo del traductor. ¿Cómo se tasa exactamente el precio de una traducción?

El mundo del traductor. ¿Cómo se tasa exactamente el precio de una traducción?

¿Cuánto cuesta verdaderamente una traducción? Si consultamos tarifas de traducción o pedimos un presupuesto de traducción en Internet, observaremos que existen desigualdades llamativas entre los precios que cobran los traductores y las agencias de traducción. Para comprender el por qué sucede esto, conviene saber cómo se calcula el coste de una traducción y los diferentes factores que pueden influir en el presupuesto final: usualmente, cada traductor o agencia de traducción dispone un precio por palabra para cada combinación de idiomas.

Frecuentemente, las combinaciones menos habituales son más caras, por lo que una traducción del sueco al español costará más que una del inglés al español. En este sentido, si conoces las tarifas de traducción de un traductor o agencia, puedes calcular fácilmente el precio de una traducción a través de esta fórmula: precio de la traducción= número de palabras × tarifa por palabra + IVA. Y además, hay ciertos profesionales o empresas de traducción que, en lugar de la tarifa por palabra, poseen una tarifa por carácter (cada letra, incluidos los espacios o no). Por otra parte, los intérpretes, traductores simultáneos, etc. suelen cobrar por horas trabajadas.

Conviene aclarar que el precio por palabra se aplica al texto original o fuente de la traducción, y no al texto final o destino de la traducción. Pero, ¿basta con multiplicar la tarifa por el número de palabras del texto? Pues no exactamente, ya que existen otros factores que afectan al precio de la traducción: estos factores pueden incrementar o disminuir el coste.

Factores que incrementan el precio de una traducción:

-Especialización del texto: un profesional especializado percibe más porque no todo el mundo puede llevar a cabo la traducción de este tipo de contenidos.

-Traducciones juradas: los traductores jurados son un tipo específico de traductor que se encuentran habilitados con un título oficial expedido por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Su traducción tiene carácter oficial, por lo que cuentan con una tarifa más alta.

-Urgencia del trabajo: si pedimos que un texto se entregue antes del plazo normal o que el traductor trabaje en fin de semana, entonces puede aplicarte un recargo de urgencia que puede variar desde el 30% como mínimo hasta lo que el profesional considere apropiado.

-Formato del documento: si envías un documento a traducir en un formato que requiera realizar una conversión, cortar y pegar, utilizar un software especial, etc. el traductor puede adjudicarte una tarifa extra debido a las complejidades añadidas.

-Inteligibilidad del texto: en ocasiones, la dificultad es que el escrito se encuentra incompleto o mal   redactado. Esto supone un esfuerzo adicional para determinar el sentido de cada frase y el contenido general del documento, lo cual puede significar un precio por palabra superior o un recargo especial.

-Cambios en el documento: si durante o después del proceso de traducción realizas algún cambio en el documento (como agregar o modificar algunas frases o apartados), esta acción supondrá un coste adicional.

-Tarifa mínima: además, debemos tener en cuenta que muchos traductores y agencias de traducción establecen una tarifa mínima para realizar un trabajo, independientemente de la extensión del texto.

Factores que reducen el precio de una traducción:

-Volumen de la traducción: cuando se trata de una traducción de gran volumen y el plazo de entrega se considera razonable, muchos traductores y agencias adjudican un descuento por volumen que irá de entre el 5 y el 10% del presupuesto total.

-Repeticiones en el documento: si el texto incluye repeticiones, es conveniente que se lo adviertas al traductor para que no te cobre dos veces por el mismo escrito. La repetición son frases o fragmentos enteros, no palabras sueltas.

-Traducción automática: en algunas ocasiones, hay textos sencillos y repetitivos que son susceptibles de ser sometidos a una traducción automática con la conveniente revisión humana posterior.

-Traducciones sin IVA: si quieres realizar la traducción de cualquier obra científica, literaria o artística susceptible de generar derechos de autor, debes saber que esta clase de traducciones están exentas del pago de IVA conforme a la Ley del IVA.

-Otros descuentos: algunas veces se hacen descuentos exclusivos, por ejemplo si efectúan encargos periódicamente a un mismo traductor o agencia de traducción o si se contribuye a dar a conocer sus trabajos recomendándolos a otros clientes.

Esmeralda Collado

Written by editor