twitterfacebookgooglexinglinkedin

Seis trucos para leer el lenguaje corporal de las personas según distintos estudios

Seis trucos para leer el lenguaje corporal de las personas según distintos estudios

Con una ligera mueca en la cara o con acciones como cruzar los brazos ya estamos transmitiendo una enorme cantidad de información. Y, pese a lo que las personas creen, tú puedes ser bueno leyendo el lenguaje corporal de las personas, aunque no lo hagas intencionadamente, como lo es un experto en la materia, ha asegurado el maestro de la comunicación Nick Morgan. Basándonos en varios estudios recopilados por Forbes, Entrepreneur, Psicology Today y TED, enumeramos seis trucos para descifrar el lenguaje corporal de las personas:

Los brazos y las piernas cruzadas indican resistencia

Los brazos y las piernas cruzadas señalan que la otra persona no está abierta a lo que estás indicando aunque esté sonriendo y participando en una conversación agradable. No es intencional, pero sí muy revelador.

Mantener el torso reclinado denota que no está bien consigo mismo

Una postura de flacidez crónica en el torso muestra que la persona no se siente bien consigo mismo. Por el contrario, si se encuentra erguido (no rígido) indicará que está cómodo y confiado.

Agitar los pies manifiesta ansiedad

Hacer movimientos rápidos y violentos con los pies revela que la persona está en un apuro y ansioso de moverse. Y si, además, hace un amago de tocarse los dedos de los pies es señal de estar tratando de llamar la atención de alguien y no quiere decir algo grosero.

Quedarse mirando fijamente a los ojos, signo de que está mintiendo

Tal vez debido a la creencia popular de que mantener fijamente el contacto visual emite sinceridad, la gente que trata de encubrir un embuste suele mantener deliberadamente la mirada clavada en los ojos de la otra persona. Esto resulta especialmente revelador si su cuerpo se encuentra inmóvil y no pestañea.

Asentir exageradamente indica ansiedad por recibir aprobación

Cuando le estás diciendo algo a alguien y él asiente excesivamente, esto denota que está preocupado por lo que piensas de él o porque desconfías de su capacidad para seguir tus instrucciones.

Las cejas levantadas evidencian que no está cómodo

La gente levanta las cejas por sorpresa, preocupación o miedo. Si nos fijamos, poca gente levanta las cejas cuando tienen una conversación informal y relajada con un amigo.

Esmeralda Collado

Written by editor