twitterfacebookgooglexinglinkedin

EN EL MUNDO SE HABLAN MÁS DE 7000 IDIOMAS, ¿CÓMO LLEGAN A EXPANDIRSE LAS LENGUAS?

EN EL MUNDO SE HABLAN MÁS DE 7000 IDIOMAS, ¿CÓMO LLEGAN A EXPANDIRSE LAS LENGUAS?

Comprender que en Alemania hablen un lenguaje y en Francia otro es sencillo teniendo en cuenta la distancia entre ambos países. Y esto cambia cuando se trata de aclarar cómo hay más de 30 dialectos italianos con la categoría de idioma, o las diferencias en el euskera que llevaron a lingüistas vascos a crear un sistema unificado. ¿En este caso hay que recurrir a la distancia para explicarlo? ¿Existe otra razón por la que hablamos tantos idiomas?

La Isla de Makela, en Vunuatu, es el máximo ejemplo de este fenómeno. Con apenas 100 kilómetros de largo y 20 de ancho, cuenta con cerca de 40 lenguajes diferentes: en algunos casos son dialectos de pueblos que están a una distancia que alcanza la vista. En el mundo existen más de 7000 idiomas, y su repartición no es, ni mucho menos, aleatoria. Por ejemplo, en zonas tropicales hay más variedad que en zonas templadas. En Nueva Guinea se hablan cerca de 900 lenguas por las 105 de Rusia, que es 20 veces mayor. Incluso en los trópicos existen grandes diferencias. ¿A qué se debe?

Un equipo de investigadores de la Universidad de Colorado se ha basado en un modelo de desarrollo predictivo, usado por unos compañeros de la Universidad de Conecticut, para investigar patrones de biodiversidad. El experimento aplicó este modelo en Australia, donde la lingüista de la Universidad de Yale, Claire Bowern, ha identificado 406 lenguajes aborígenes antes de la llegada de los europeos. En este caso, el norte del continente y las costas eran las que más almacenaban en comparación con las zonas interiores, más desérticas.

El modelo se basó en tres patrones básicos: el primero es que una población se mueve para ocupar los lugares deshabitados; el segundo, que la lluvia limita el número de personas que pueden vivir en un mismo sitio (en lugares donde llueve la densidad de población será mayor); y el tercero, que cada población tiene un tamaño, y alcanzado éste, se dividirá y cada una hablará un idioma diferente. Una vez puesto en marcha, terminó generando 407 idiomas, solo uno más que lo que ocurrió en realidad. Además, la distribución también fue semejante, con más lenguajes en la parte norte y en los lugares costeros. En el caso australiano, parece ser que la lluvia y la densidad de población son un elemento clave para explicar la diversidad idiomática.

 

 

 

Redactora: Esmeralda Collado

Written by editor