twitterfacebookgooglexinglinkedin

¿POR QUÉ SE NOS QUEDAN LAS PALABRAS ATASCADAS “EN LA PUNTA DE LA LENGUA”?

¿POR QUÉ SE NOS QUEDAN LAS PALABRAS ATASCADAS “EN LA PUNTA DE LA LENGUA”?

Seguro que en más de una ocasión has vivido la desagradable experiencia de querer decir alguna cosa, y no encuentras la palabra adecuada en ese momento porque se ha quedado atascada “en la punta de la lengua”. Las investigaciones conductuales sugieren que el vocablo, que apenas es utilizado, está en riesgo de no ser recordado al tratar de verbalizarlo: cuando no se usa a menudo un término, el acceso del cerebro a la estructura fonética del mismo se debilita y, sin acceso a los sonidos de un vocablo, resulta imposible recuperar rápida y mentalmente cualquier palabra.

Según Deborah Burke y sus colegas, cuanto más uses las mismas palabras, menos posibilidades hay de que se te olviden. Curiosamente, incluso utilizar los sonidos de una palabra en el contexto de otras palabras puede ayudar: por ejemplo, decir las palabras “abadía” y “circo” regularmente hace que sea menos probable que se olvide la palabra “ábaco”. Otro estudio de la Universidad de Burke considera que, a medida que envejecemos, es normal que se nos queden más palabras “en la punta de la lengua”. Según este informe, la dificultad que a veces tenemos para encontrar la palabra adecuada no significa que las palabras se pierdan en nuestra memoria, ya que no hay evidencia científica de que perdamos vocabulario según nos hacemos mayores. Sin embargo, el problema es más frecuente en las personas mayores porque, a medida que envejecemos, vamos encontrando más problemas para manejar muy elevadas cantidades de información la memoria.

Además, es sabido que, según nos hacemos mayores, la fluidez verbal (número de palabras que podemos decir en un tiempo limitado) también va disminuyendo progresivamente. Igualmente, este estudio apunta a que según vamos cumpliendo años y nos enfrentamos, por ejemplo, a la lectura de un texto complejo, nos cuesta más rescatar los nuevos conocimientos que hemos ido adquiriendo. Así pues, ¿hay algún truco para evitarlo? Conforme a la investigación de la doctora Abrahms, recordar la sílaba inicial de un vocablo se considera clave para lograr su recuperación.

Esmeralda Collado

Written by editor