twitterfacebookgooglexinglinkedin

¿POR QUÉ LOS LOROS SON CAPACES DE IMITAR LOS SONIDOS PROPIOS DEL HABLA HUMANA?

¿POR QUÉ LOS LOROS SON CAPACES DE IMITAR LOS SONIDOS PROPIOS DEL HABLA HUMANA?

Un equipo internacional de científicos, dirigido por investigadores miembros de la Universidad de Duke (Estados Unidos), ha hallado diferencias estructurales clave en el cerebro de los loros que pueden justificar la capacidad de estas aves para imitar sonidos y el habla humano: estas estructuras cerebrales habían sido examinadas en investigaciones anteriores publicadas durante los últimos 34 años, sin embargo, esas diferencias no han acabado saliendo a la luz hasta ahora.

“Este hallazgo abre una gran vía de investigación en los loros para tratar de entender cómo los loros están procesando la información imprescindible para copiar nuevos sonidos y cuáles son los mecanismos que subyacen a la imitación del habla humana” explica Mukta Chakraborty, una de las investigadoras del proyecto. Las conclusiones de este estudio, que han sido publicadas en la revista científica PlosOne, han puesto de manifiesto que los cerebros de los loros están estructurados de un modo diferente que los cerebros de los pájaros cantores y de los colibríes.

Los expertos examinaron los cerebros de ocho especies de loros, además del periquito, entre cotorras, cacatúas, agapornis, dos especies de loros amazónicos, un guacamayo azul y dorado, una kea y un loro gris africano: así, además de contar con centros definidos en el cerebro que controlan el aprendizaje vocal llamados “núcleos”, los loros poseen lo que los científicos llaman “conchas” o anillos exteriores que se vinculan con el aprendizaje vocal e, incluso la más antigua de las especies que estudiaron, el kea de Nueva Zelanda, tiene una “concha” más rudimentaria.

Esta investigación forma parte de un proyecto internacional mucho más grande, con el nombre de Proyecto 10K Bird, para secuenciar los genomas completos de las 10.000 especies de aves en los próximos cinco años: el equipo se completa con investigadores de Dinamarca y Países Bajos.

 

Redactora: Esmeralda Collado

 

Written by norak