twitterfacebookgooglexinglinkedin

DEL CÓDICE AL HIPERTEXTO: CAMBIOS EN LA LECTURA Y LA DIFUSIÓN DE CONOCIMIENTO

DEL CÓDICE AL HIPERTEXTO: CAMBIOS EN LA LECTURA Y LA DIFUSIÓN DE CONOCIMIENTO

Un equipo de investigadores, pertenecientes a la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (Argentina), ha examinado la evolución de formatos a través de los cuales se ha transmitido el conocimiento a lo largo de los siglos y el modo en que han llegado a modificarse las prácticas de lectura. “En el libro impreso tenemos un texto estático, es el lector quien avanza según su atención o comprensión. En los digitales, esa lectura se realiza a los saltos, debido a la presencia del hipertexto” señala Mercedes Rodríguez Temperley, autora del estudio.

Este reciente proyecto investigativo, que nace con el nombre Del códice medieval al hipertexto: rupturas y nuevos retos en la era digital, se encuentra dividido en dos partes: la primera, teórica, investiga la historia del libro desde su nacimiento, la evolución de su soporte y cómo ese proceso afecta al significado percibido por aquellos que consumen su mensaje; mientras que, la segunda parte, enfocada hacia la práctica, cataloga e investiga la Colección Cervantina que se encuentra custodiada en la Biblioteca Bartolomé Ronco, sita en la ciudad bonaerense de Azul (Argentina).

“Nos centramos en la historia del libro desde su materialidad, desde sus soportes y analizamos cómo esa materialidad afecta a los textos o a su transmisión, cómo los formatos o soportes van cambiando los significados” explica la directora del proyecto de la cátedra de Literatura Española III, Mercedes Rodríguez Temperley. Asimismo, la investigadora manifiesta que “en la tradición occidental hay tres tipos de soportes textuales ligados a diferentes momentos: el texto antiguo (ligado a la materialidad del papiro), el texto medieval (vinculado con la materialidad del códice manuscrito), el texto moderno (en relación con la materialidad del libro impreso), hasta llegar a un momento posmoderno donde se destacan los soportes digitales y la aparición del hipertexto y agrega: “la idea de hipertexto se genera en la década del ’60, cuando surge un tipo de escritura no secuencial, la cual rompe con la idea de lectura jerarquizada que prima en los textos escritos”.

El otro asunto que se analiza en el estudio son las prácticas de lectura y cómo éstas evolucionan con los cambios en los formatos: “los modos de lectura cambian con el tiempo, la lectura en una o en un texto impreso son distintas, podemos estar frente a las mismas palabras que conforman el texto, pero el proceso por el cual se crea el significado cambia”, sostiene Rodríguez Temperley y añade: “en el libro impreso existe un texto estático, es el lector quien avanza según su atención o comprensión, hace pausas, es un ritmo de lectura variable; en los textos digitales, en cambio, esa lectura se hace a los saltos, debido a la presencia del hipertexto: el lector lee un segmento, y de pronto aparece un hipervínculo que lo lleva a otro segmento diferente, fuera del texto, a otra interpretación, a otra información, y esa lo lleva a otra, por lo cual la atención está mucho más dispersa y la lectura jerarquizada se quiebra, es decir, se hace muchísimo más discontinua”.

 

Redactora: Esmeralda Collado Perianes

Written by editor