twitterfacebookgooglexinglinkedin

EL PROCESO DE APRENDIZAJE DE LOS BEBÉS, ¿PUEDE MEJORAR CON EL EFECTO SORPRESA?

EL PROCESO DE APRENDIZAJE DE LOS BEBÉS, ¿PUEDE MEJORAR CON EL EFECTO SORPRESA?

Los niños cuentan con un conocimiento innato de los aspectos fundamentales del universo y es al desafiar sus expectativas, concretamente, cuando mejora su proceso de aprendizaje. Así lo ha demostrado un equipo de investigadores, pertenecientes a la Johns Hopkins University (EE. UU.), en un reciente estudio: por primera vez se ha puesto en evidencia que los bebés son capaces de aprender cosas nuevas a través del aprovechamiento de la información básica con la que nacen.

Para los más pequeños, “el universo es un increíble y complejo lugar lleno de estímulos” explica Lisa Feigenson, educadora de Ciencias psicológicas y cerebrales en la Krieger School of Arts and Sciences de la Johns Hopkins University. Así pues, ¿cómo pueden diferenciar la información que quieren aprender de la que desean ignorar? “Nuestra investigación sugiere que los niños utilizan lo que ya saben del mundo para formar sus predicciones. Cuando esas predicciones demuestran ser erróneas, los bebés lo utilizan como una oportunidad de aprendizaje” ha aclarado Feigenson para manifestar que si los bebés son sorprendidos durante ese proceso “aprenden mucho mejor, como si aprovecharan la ocasión para intentar saber algo más acerca del mundo que les rodea”.

Este interesante estudio ha constado de la implicación de un grupo de bebés, quienes contaban con once meses de edad, con la finalidad de averiguar si aprendían con mayor eficacia sobre los objetos que desafiaban sus expectativas y comprobar si eran capaces de buscar más información acerca de esos objetos sorprendentes: por una parte, utilizaron una pelota que hicieron circular a través de una rampa y detenerse por un muro en su trayectoria; por otro lado, una pelota que rodaba por una rampa y que pasaba, como por arte de magia, atravesando un paredón o muro.

Justamente, cuando los encargados de la investigación ofrecieron nueva información sobre esta segunda pelota, los bebés sacaron mejores resultados de aprendizaje. Finalmente los expertos han concluido con este análisis, publicado en la revista científica Science, que los bebés pueden usar su conocimiento previo del universo para guiarse sobre lo que deben aprender en el futuro.

 

Redactora: Esmeralda Collado Perianes

 

 

Written by editor