twitterfacebookgooglexinglinkedin

EL INSTITUTO CERVANTES DIVULGARÁ LA VARIANTE ESPAÑOLA DE LA LENGUA DE SIGNOS

EL INSTITUTO CERVANTES DIVULGARÁ LA VARIANTE ESPAÑOLA DE LA LENGUA DE SIGNOS

La lengua de signos constituye un vehículo de comunicación que, a pesar de no ser hablada como tal, sirve para que las personas con problemas de audición puedan expresar numerosas ideas. Ahora el Instituto Cervantes (Madrid) ha determinado difundir la variante española de este tipo de lenguaje, más concretamente, por sus centros situados en territorio nacional y por los que se encuentran repartidos por el mundo. Así pues, ¿no existe una lengua de signos que sea mundial?

Cada país puede poseer una o varias lenguas de signos y, del mismo modo, aquellos lugares que comparten un mismo idioma pueden tener diferentes lenguajes de signos: así, la lengua inglesa cuenta con la lengua de signos americana (ASL) y la lengua de signos británica (BSL) y, por otro lado, en el país español conviven la lengua de signos española (LSE) y la lengua de signos catalana (LSC) con variedades dentro de las mismas. “No existe ningún idioma oral universal y el de signos tampoco lo es. ¿Alguien sigue creyendo que en los países latinoamericanos usan la misma lengua de signos española sólo porque las personas oyentes hablan español?” ha enunciado María Luz Esteban, jefe en el Centro de Normalización Lingüística de la Lengua de Signos Española (CNLSE).

Las lenguas de signos deben considerarse lenguas naturales al igual que las orales y, de ninguna manera, constituyen sistemas alternativos de comunicación: tanto la lengua de signos española como la lengua de signos catalana se encuentran reguladas por los niveles que recoge el Marco  Común Europeo de Referencia de las Lenguas, algo en lo que España es pionera. “Aprenderla es igual de fácil o difícil que aprender cualquier otro idioma. La gran diferencia es que es una lengua de carácter visogestual, y el uso correcto del espacio es fundamental, así como la expresión facial y corporal, que constituyen marcas gramaticales” ha apuntado, finalmente, María Luz Esteban.

 

Redactora: Esmeralda Collado Perianes

Written by editor