twitterfacebookgooglexinglinkedin

LOS PERROS, ¿SERES VIVOS CAPACES DE DISTINGUIR LO QUE DECIMOS Y CÓMO LO DECIMOS?

LOS PERROS, ¿SERES VIVOS CAPACES DE DISTINGUIR LO QUE DECIMOS Y CÓMO LO DECIMOS?

La mayoría de las veces parece que los perros, conocidos como el mejor amigo del hombre desde tiempos muy remotos, sean capaces de comprender absolutamente todo lo que el ser humano dice; sin embargo, ¿hasta qué punto podría llegar a ser cierta esta hipótesis? Una agrupación de investigadores, pertenecientes a la Universidad de Sussex (Reino Unido), acaba de elaborar un estudio mediante el que han procurado otorgar una respuesta a esta interesante interrogación.

Los encargados del proyecto han efectuado, concretamente, un conjunto de pruebas con perros para indagar en la conexión que pudiera darse entre el discurso humano y su recepción por parte de los mismos. Así durante el desarrollo del experimento, en el que han intervenido un total de veinticinco canes, los expertos han instalado dos altavoces digitales ubicados a una distancia de un metro y medio de cada lado de los perros para después enviar diferentes señales a través de ellos: algunas de ellas con mayor hincapié en el contenido verbal y las demás en la entonación.

Así al escuchar órdenes que poseían significados casi obvios para ellos, los perros respondieron girando la cabeza hacia la derecha lo que indicó actividad en el hemisferio izquierdo del cerebro; sin embargo, al escuchar las órdenes con una entonación irritada, los canes manifestaron mayor actividad en el derecho. “Esto implica que procesan los componentes del habla por separado, y sugiere que el hemisferio izquierdo del cerebro es más activo para procesar información fonética o verbal del discurso y el hemisferio derecho es más activo en procesar información relacionada con el orador en la señal” ha explicado Victoria Ratcliffe, una de las autoras de esta investigación.

Finalmente los resultados de este reciente análisis, cuya publicación ha tenido lugar en la revista científica Current Biology, han puesto de manifiesto que el cerebro de los perros está capacitado para diferenciar tanto los sonidos del habla humano como las numerosas formas en las que nos expresamos: alegría, tristeza, enfado, etc. Esta percepción del habla propia de los seres humanos podría haberse desarrollado, según los autores del estudio, durante el proceso de domesticación experimentado por estos seres vivos y además podría ser común a otras especies de mamíferos.

 

Redactora: Esmeralda Collado Perianes

 

 

 

Written by editor